Organización del tiempo

A veces tenemos la sensación de no tener de tiempo suficiente para hacer todas nuestras tareas. Aunque algunos días sea verdad, en otras ocasiones ese “no me da tiempo” es en realidad “no me he organizado bien”.

Hoy os vamos a proponer algunos consejos sencillos para que podáis planificar el tiempo del que disponéis, sea mucho o poco.

Para rendir al máximo en todas las tareas que realicemos, lo más importante es descansar adecuadamente. Esto incluye, no sólo un tiempo de sueño de 7 u 8 horas, sino también conseguir un sueño reparador. Si además nuestro horario nos lo permite, lo ideal es reservar las tareas que requieran más esfuerzo o concentración para las horas del día en que nos sintamos más enérgicos: hay personas que se levantan muy activas y otras que se sienten así a medida que cae la tarde o la noche.

También recomendamos establecer una rutina diaria, de modo que cada actividad tenga fijado su momento. Sin embargo, esto no siempre es posible, por ello, nos serán muy útiles las listas. En ellas vamos a apuntar las tareas pendientes, el tiempo estimado que dedicaremos a cada una de ellas y el orden en el que las haremos. Para esto tendremos en cuenta la urgencia de las actividades, es decir, las clasificaremos como “tareas a corto/medio/largo plazo”. También seremos realistas en cuanto al tiempo que les dedicaremos –por ejemplo: si debo limpiar mi cuarto, no le asignaré una duración de cinco minutos, pero tampoco de 50 minutos. Me fijaré cuánto tardo en hacerlo y entonces podré estimar el tiempo que necesito-. Además, en la lista, incluiremos breves descansos y tendremos en cuenta nuestro tiempo de ocio –por ejemplo: no me pondré ninguna actividad para el sábado por la tarde-.

En muchas ocasiones, queriendo abarcar mucho trabajo caemos en el engaño de hacer varias cosas a la vez pensando que de ese modo ahorraremos tiempo, en cambio, la mayor parte de las veces lo que conseguimos así es añadir distracciones –como consultar el correo electrónico mientras trabajamos con el ordenador-.

Para finalizar, los dos últimos consejos: en primer lugar, sé flexible, si no has hecho hoy algo que tenías previsto, no significa que hayas fracasado en tu intento de organizarte, date un plazo de tiempo un poco mayor. Y en segundo lugar, recuerda el refrán “No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy” y plantéatelo de este modo: si debes hacer algo que no te gusta, hazlo cuanto antes y quítatelo de encima, cuanto más lo demores, más pereza te dará hacerlo.

Anuncios

Un comentario sobre “Organización del tiempo

  1. Son unos consejos muy prácticos y realmente sencillos que a veces olvidamos llevar a cabo. Tener en cuenta el tiempo que tardamos en realizar cada tarea nos ayuda a ser más realistas y así frustrarnos menos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s