¿Qué es la terapia cognitivo-conductual?

La terapia cognitivo conductual (TCC)  considera que nuestros pensamientos y sentimientos juegan un papel fundamental en nuestro comportamiento.

Nuestra forma habitual de pensar, sentir y actuar la hemos aprendido a través de la interacción con nuestra familia, parejas…  Por ello, sentimos ansiedad en algunas situaciones, alegría en otras, y resolvemos ciertos problemas, mientras que otros se nos van de las manos.

Algunos de estos aprendizajes nos ayudan a sentirnos bien, a relacionarnos adecuadamente con los demás y a lograr lo que nos proponemos. Otros, en cambio, nos generan dolor y sufrimiento, dañan nuestra salud y nuestras relaciones interpersonales. Estos últimos son los que modificamos en terapia.

Las características de la TCC son las siguientes: 

  •  Es de corta duración, en comparación con otros tipos de psicoterapia.
  •  La terapia se puede realizar de forma individual, en pareja, o en grupo. 
  • Es activo-directiva, esto significa que los cambios requieren compromiso y un rol activo por parte paciente, quien no se limita a acudir a las sesiones, sino que además va produciendo cambios graduales en su vida cotidiana. El terapeuta es directivo: complementa la escucha con intervenciones que promueven no solo la reflexión sino además la acción.
  • Se incluyen tareas para realizar entre las sesiones, como forma de poner en práctica los aspectos trabajados en la consulta.
  •  Está orientada al presente.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s